3 eufemismos habituales en el ámbito médico

El otro día me desperté con varias notificaciones en el grupo de amigas. Compartían este vídeo y todas se morían de risa con la ocurrencia, aunque reconocían la utilidad del invento.

Yo no puedo evitarlo. Lo que me llamó la más la atención fue el nombre: «The Jewels Cooler» y que todas, aun sin dominar el inglés, parecían entender perfectamente a qué se refería el término «jewels». ¡La importancia del contexto!

Las traductoras, sin embargo, a veces trabajamos con poco contexto, con poco margen de tiempo para investigar. Por eso es importante que estemos familiarizadas con los significados de algunos de los eufemismos más frecuentes que nos podemos encontrar en ciertos tipos de textos médicos.

Y ya que vamos a hablar de eufemismos, empecemos por el principio…

¿Qué es un eufemismo?

La Real Academia Española lo define como una «manifestación suave o decorosa de ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante». Es decir, es un rodeo lingüístico que hacemos cuando queremos hablar de algo sin mencionarlo directamente para no crear una situación incómoda, para nosotros o para nuestro interlocutor.

Los pacientes (me refiero aquí sobre todo los de habla inglesa) suelen utilizar eufemismos para referirse a ciertas partes del cuerpo. En ocasiones, también los médicos emplean eufemismos para hablar con sus pacientes sobre síntomas, funciones corporales o partes del cuerpo. Vamos a ver algunos de los más habituales, a continuación.

«The jewels»

O su variante «the family jewels». Son expresiones que se usan para referirse a la zona de los genitales masculinos, concretamente, a los testículos. Dado que son las gónadas másculinas, productoras de espermatozoides y de las hormonas masculinas, se refieren a ellas como algo muy valioso, las «joyas» o «las joyas de la familia».

Por ejemplo, el actor del vídeo de la imagen diría algo como «I need a jewels cooler when driving on hot summer days». Y en una conversación médico-paciente, este podría explicar «I seem to have some problems with my family jewels».

«To have the runs»

«Run» significa correr, pero también escapar. Cuando alguien usa una de estas dos expresiones lo hace para indicar, de forma indirecta, que tiene diarrea. Otras expresiones sinónimas serían «to have the squits», «to have the trots» o «to have runny poo». En contraste, en español tendríamos menos reparo en usar directamente el término «diarrea» con el médico, que en usar los eufemismos «irse de vareta», «cagalera» o «andar suelto» (quizá se salva este último).

«Aunt Flo is visiting»

«I can’t believe Aunt Flo is visiting again», «As I told you, the crimson tide is coming in» o «She is riding the crimson wave» son algunos de los numerosos eufemismos ingleses para referirse a la menstruación, que sigue siendo un tema tabú en todo el mundo. «Strawberry week», «my time of the month», «the painters are in», «Bloody Mary», «the blob», «the curse», la lista es casi infinita.

Espero haberte descubierto alguna expresión que no conocías y que hayas encontrado útil esta minientrada 🙂

error: El contenido está protegido ;)
Scroll al inicio